Paciente con el mal de Parkinson hace 24 años. Soy un guerrero en la lucha contra el mal de Parkinson. Mi bicicleta es mi instrumento de fe por esa razón pedaleo para vivir y demostrar que imposible no hay nada.

       

   " Si perdiste la fe te presto la mia "